La cédula de habitabilidad de segunda ocupación

La cédula de habitabilidad de segunda ocupación es un documento que acredita que una vivienda cumple con los requisitos de la normativa vigente y que, por lo tanto, es apta para que las personas vivan en ella. No sólo eso: las compañías de suministros y las notarías exigen este documento para, respectivamente, poder dar de alta los servicios y autorizar la operación de compraventa de la vivienda. También es un trámite imprescindible en contratos de alquiler.

En Catalunya, este documento está regulado desde el año 1983, y, en la actualidad, el decreto que fija el estándar mínimo que toda vivienda debe cumplir es el decreto 141/2012. En este post, os explicaremos algunas de las claves de este decreto, así como los puntos más importantes que conviene tener en cuenta, referidos a las viviendas que necesiten cédula de segunda ocupación.

Vigencia del documento

25 años, en el caso de cédulas de primera ocupación (viviendas nuevas) y 15 años para la cédula de segunda ocupación. Pasado cualquiera de estos dos plazos, el documento debe ser renovado y cumplir los requisitos normativos vigentes en el momento de la renovación.

Ámbito de aplicación y artículos del decreto aplicables

  • Viviendas nuevas: anexo 1. Viviendas dotacionales: anexo 3. No hablaremos de ellas en este post, al tratarse de un caso diferente
  • Viviendas posteriores al 11 de agosto de 1984 (disposición transitoria primera)
  • Viviendas anteriores al 11 de agosto de 1984 (anexo 2). Hablamos de ello en el siguiente párrafo

 

Requisitos a cumplir por las viviendas construidas antes del 11 de agosto de 1984

  • Estancias mínimas: sala, zona de baño y cocina
  • Construcción sólida y estanca
  • Superficie útil igual o mayor a 20 m2 (excepciones: viviendas de entre 15 y 20 m2 con licencia de obras solicitada antes del 1 de febrero de 1984 y con cédula de habitabilidad concedida)
  • Superficie mínima de la sala: 10 m2, con un espacio mínimo de 2,40×2,40 m y sin aparatos higiénicos
  • Superficie mínima de sala y cocina, cuando compartan espacio: 14 m2
  • Superficie mínima de habitaciones: 5 m2, con un espacio mínimo de 1,80×1,80 m y sin aparatos higiénicos
  • La ventilación de salas y dormitorios será obligatoriamente a través de ventanas al exterior, sin pasar por otras estancias
  • Equipamiento de la vivienda: agua fría y caliente; evacuación de aguas residuales; suministro eléctrico; equipo higiénico compuesto por un lavabo, una pica y una ducha o bañera; cocina compuesta por una pica y un aparato de cocción, separados físicamente del baño

Datos necesarios para solicitar la cédula de segunda ocupación

  • Dirección completa de la vivienda
  • Nombre, DNI, dirección y datos de contacto del propietario (si hay más de uno, basta con consignar los de cualquiera de ellos)
  • Referencia catastral (aparece en la escritura de propiedad de la vivienda y en el recibo del IBI)
  • Detalle completo de las estancias de la vivienda y superficie útil de cada una de ellas

Para el cálculo de las superficies de la vivienda, suele ser necesaria una visita al inmueble para medir las estancias, además de para comprobar que se cumplen los requisitos normativos. Una vez tomados esos datos, elaboramos un documento que llevamos a visar al Colegio de Arquitectos. Este trámite cuesta aproximadamente 12 euros.

En paralelo, elaboramos un segundo documento, denominado declaración responsable, que adjuntaremos a la solicitud posterior. En él, como técnicos, certificamos la antigüedad de la vivienda a partir de los datos que figuren en nuestro poder. En función de esa antigüedad, marcaremos la casilla correspondiente, y tramitaremos la cédula de la forma que marca la normativa. Como último paso, lo firmaremos digitalmente, ya sea con una clave de firma específica, ya sea con el chip de nuestro DNI electrónico si lo tenemos (en este caso, basta con insertarlo en un lector de tarjetas y conectarlo vía USB al ordenador).

Con estos dos documentos, accedemos a la oficina virtual de trámites de la Generalitat de Catalunya. Allí, descargaremos un formulario que rellenaremos con los datos que nos solicita. Es muy importante hacer todo el trámite de una sola vez, ya que el sistema no aceptará que cerremos el navegador y volvamos a empezar.

Una vez descargado el formulario, lo rellenaremos, lo guardaremos en la misma carpeta de descargas y con el mismo nombre (esto también es muy importante), y lo subiremos a la web de gencat que hemos mantenido abierta. Durante el proceso, nos pedirá que firmemos digitalmente el documento. Tenemos dos opciones. La primera es utilizar nuestra clave de firma o nuestro DNI electrónico. La segunda es utilizar el idCAT móvil, un sistema alternativo que utiliza una contraseña que recibiremos en nuestro teléfono móvil vía sms. Es una opción que he comenzado a probar hace poco y que me gusta mucho, porque me ahorro los problemas entre mi antivirus y mi lector de tarjetas.

Después de que el sistema reciba el documento, nos emitirá un acuse de recibo y un código de trámite, con el que podremos consultar en cualquier momento el estado del trámite. Lo único que nos quedará será pagar los aproximadamente 13 euros que cuesta el trámite ante la Generalitat. Esto puede hacerse desde la misma web o bien descargar una carta de pago para hacerlo en cualquier oficina de alguna de las entidades bancarias autorizadas.

A partir de aquí, sólo queda esperar entre tres y cuatro semanas para recibir la cédula. Podemos recogerla en la oficina central del Departament de Territori, pedir que nos la envíen por correo ordinario o bien, desde hace unos meses, descargar el documento definitivo desde la web de la Generalitat.

¿Necesitas una cédula?

Si tienes una vivienda y quieres que un técnico elabore la cédula de segunda ocupación, rellena este formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: